miércoles, 27 de octubre de 2010

Publicó el artículo: Oyotún, pueblo, que vive olvidado y en el total atraso: Felix Quesquén

Hace ya mucho tiempo he querido tener una entrevista con una persona que a mi juicio, tiene-al igual que otros ciudadanos de Oyotún- la capacidad de entender y analizar los acontecimientos políticos. Por eso, y por la participación que ha tenido en la política como defensor de la ciudadanía desde la oposición, me he sentido incentivado a buscarlo y conversar con él. Y gracias a los avances de la ciencia, la distancia no es ya un obstáculo para ello, ya que yo desde una computadora en México, hablé con Félix Quesquén Ríos, abogado ilustre, egresado de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, con una carrera exquisita en cuanto a preparación, digno hijo de Oyotún, quien respondió a mis preguntas desde Lima, Perú. Comparto con ustedes, amigos, esta conversación.

Miguel Amaranto: Recuerdo que hace tiempo, Félix, en la gestión de don Raúl Guerrero, fuiste uno de los principales opositores y parte del cabildo abierto que se le hizo gracias a que habían dudas en su administración. Después de mucho tiempo de haberte visto inmiscuido en asuntos políticos, Me gustaría saber cuál es tu opinión acerca del alcalde anterior, Manuel Aguinaga, y el nuevamente Electo, Teodoro Vargas

QUESQUEN RIOS .- Antes de responder a la pregunta que me haces, primero quiero dejar en claro que mi opinión es de un hijo de Oyotún, que por ver realizado sus aspiraciones profesionales, decidí salir fuera para realizarme como abogado, con esta aclaración, debo manifestar que respecto al actual alcalde el Ing. Manuel Aguinaga, puedo decir que muchos ciudadanos le confiaron los destinos de nuestro pueblo (por cierto yo no vote por él), y, como en todo periodo de gobierno, existen gente descontenta y gente que aprueba la gestión, en mi caso particular yo diría que su gestión es aceptable para nuestro pueblo, ha realizado obras como de pavimentación de calles con materiales adecuados para la zona de Oyotún, por ser de lluvia, pero con algunas omisiones técnicas, esto es de hacer canaletas de desagüe de agua, también ha realizado la construcción de veredas entre otros, que son de fácil apreciación de la vista de los ciudadanos (esto lo digo por lo que veo al llegar a mi querido Oyotún), desconociendo si existen obras en los caseríos, y, con respecto al electo alcalde Obstetra Teodoro Vargas, primero por esta vía le haremos llegar nuestras felicitaciones a él, familiares y partidarios de su

Miguel Amaranto.- En cuanto a gestión, ¿por qué crees que los ciudadanos optaron nuevamente por Teodoro Vargas?

QUESQUEN RIOS.- Organización política, y, en lo concerniente a su gestión podemos decir, que su primer periodo termino siendo cuestionado por la población, al parecer al no haberse difundido sus obras y los costos, no existiendo ningún otro inconveniente, luego tengo entendido ha continuado una labor social en beneficio de gente humilde y creo que esta ultima acción es la que le ha permitido ganar nuevamente las elecciones, esperemos, que en esta segunda oportunidad que la población le ha confiado los destino de nuestro querido Oyotún, corrija los errores de su anterior gestión y se reivindique con la gente que lo ha respaldado con su voto (tampoco vote por el, ni en la primera vez que gano las elecciones ni tampoco en esta nueva oportunidad), creo y vuelvo a repetir que para mi criterio y por informaciones de terceros, ha ganado las elecciones por cuanto, después de dejar el sillón municipal ha continuado con su labor de médico en beneficio de gente humilde y esa es la razón para que haya sido electo nuevamente.

Miguel Amaranto.- Me han llegado comentarios que critican su victoria, relacionándola con una labor, que lejos de ser un beneficio a la gente, ha sido una estrategia demagógica, dadivosa. ¿Qué opinas al respecto?

QUESQUEN RIOS Con respecto a ese comentario que te ha llegado no puedo decirte nada, no he participado de cerca para las campañas electorales, solo he ido a emitir mi voto e inmediatamente he retornado a Lima, por cierto, la noticia que me das, va hacer motivo de tomarse un tiempo y conversar con los amigos para saber que hay de cierto; añadiríamos algo mas al comentario que te ha llegado, que en política todo se puede esperar, y de ser cierto, la forma en que ha ganado Teodoro Vargas Pérez, sería una vergüenza para él, porque, estaría traficando con la esperanza de mucha gente humilde que lo ve como su líder.

Miguel Amaranto: ¿Desde Raúl Guerrero hasta la actualidad, Oyotún como pueblo, y como eterno aspirador a provincia, ha tenido cambios políticos, ideológicos; ha despertado en cuanto a ello?

QUESQUEN RIOS.- Mira, ese ofrecimiento que vienen haciendo los políticos locales, ya es un cuento clásico, al que todos acuden para ganar votos, pero de todo este ofrecimiento no existe ningún trámite serio que se haya presentado al gobierno central, las condiciones para que Oyotún sea provincia se están dando por obra de gente que ni siquiera es de Oyotún, como es el caso del Dr. Rodas Ramírez, quien en agradecimiento de haber estudiado en el Colegio José Abelardo Quiñones Gonzales, aprovechando su designación como consejero del Consejo del Poder Judicial, gestionó la creación de un Juzgado Mixto y un Juzgado de Paz Letrado para Oyotún, e incluso con jurisdicción en los distrito cajamarquinos de Nanchoc y Bolívar, juzgados que por cierto vienen trabajando y dando vida a nuestro distrito, con lo que se hace necesario que muy pronto se cree una plaza de Notario Público, por cierto, también se cuenta con una despacho Fiscal, se tiene una oficina de los registros públicos, están llegando las entidades bancarias a promocionar créditos a los agricultores, comerciantes, en el plano local se cuenta con Restaurantes, que por cierto, están creando para Oyotún que sea tomado en cuenta en un Tuor gastronómico, se cuenta con hoteles, pero adolecemos de algo, es el asfaltado de nuestra carretera, obra que se viene promocionando e incluso con avisos en televisión desde el gobierno del Dr. Toledo, el actual régimen aprista, con visita de altas autoridades de gobierno, y, lo único que han realizado estos señores políticos al momento que se acercan las elecciones pasar con una moto niveladora y arreglar en parte el camino carrozable, como puedes observar siempre con falsas promesas creando descontentos en la población, por ello, en conclusión para que nuestro distrito sea provincia, le hace falta lideres que no solo se acerquen a la población en momento de las elecciones, sino que trabajen sin necesidad de ser elegidos autoridades, que demuestren que realmente quieren a nuestro pueblo, pero no es así. El día que fue las ultimas elecciones he visto con una profunda decepción que un aspirante al sillón municipal para asegurar que la población vote por él, había comprado ciento de cajas de cerveza y tres toretes, que supuestamente iban a servir para festejar el triunfo, pero como no gano inmediatamente paso las cajas de cerveza a su casa y llevo los toretes a la chacra, como ves con este tipo de líderes qué va a avanzar nuestro pueblo, piensan que la población de Oyotún, es un pueblo de muertos de hambre y de borrachos, a los que se les da dádivas para poder llegar hacer sus autoridades, mezquindad que por cierto los pinta como oportunistas, y, de eso esta lleno nuestro distrito de gente que no ha hecho nada por la vida y que solo viven del cargo público al cual esperan llegar no importando en traficar con la fe del pueblo, eso debe cambiar, te diré que en lo personal no he pensado participar en política por este tipo de actuaciones de políticos mediocres, espero que la situación algún día cambie y llegado el momento participar en la vida política de nuestro querido Oyotún, mientras tanto seguiremos fortaleciendo nuestro conocimiento para llegado el momento volcarlos en beneficio de nuestro pueblo, que vive olvidado y en el total atraso, por culpa de sus autoridades que no hacen nada para cambiar la realidad local y darle a Oyotún el sito que se merece al ser un pueblo pujante, trabajador y con gente humilde pero honesta.

Miguel Amaranto.- ¿Pero no crees que con la idea que tienes, con tu aberración a ese tipo de políticos; participando puedas lograr un cambio en el pensamiento político de Oyotún, sobre todo en los jóvenes?

QUESQUEN RIOS No hablemos de aberración a los politiqueros locales, sino que es algo indignante de ver que a toda la población en su conjunto nos toman como descerebrados, al ofrecer algo que no pueden y si pueden hacerlo siempre están pensando en su conveniencia personal, personalmente en las oportunidades que he tenido de dirigirme a los jóvenes, siempre ha sido en decirle que la mejor forma de salir adelante y no dejarse engañar por nadie es con el estudio y el trabajo, actividades que por cierto no se pueden hacer a plenitud en Oyotún por falta de oportunidades, pero esforzándose un poco uno puede emigrar por un tiempo y luego regresar a volcar sus conocimientos en favor de la población y eso es lo que hacemos muchos que hemos logrado ser algo en la vida, como en mi caso en particular siempre que alguien me pida mi asesoría le otorgo sin esperar nada a cambio, diciéndoles que todo esfuerzo tiene su fruto, y, que para sentirse realizado no hay necesidad de ocupar un cargo público, gesto personal con el cual también contribuyo en forjar conciencia en los jóvenes de servir a nuestro pueblo de forma desinteresada y no como los politiqueros lo hacen, como ves en forma indirecta también participamos en la formación del pensamiento del pueblo a través de los jóvenes, de los que esperamos mañana sean nuestros nuevos representantes con ideas de progreso y bien común, dentro de una paz social para todos y no para unos pocos.

Miguel Amaranto: Félix, para concluir con esta ciber entrevista que gracias a la tecnología nos permite lograrla, ¿Qué mensaje le das a los políticos de Oyotún, a la población en general y a los jóvenes interesados en participar en política?

QUESQUEN RIOS.- seria que antes de hacer ofrecimientos de obras y acciones políticas, piensen en lo que sus palabras van a crear expectativas en las personas que los siguen, no sean egoístas en pensar en ellos, y creer que el fin justifica los medios, acuérdense que la decencia, la honradez y la honestidad, si bien es cierto no son bienes materiales que se transformen en dinero, también es lo, que son la mejor riqueza y carta de presentación que tiene todo persona que se reputa ser honorable, cultivemos los valores para que nuestra sociedad surja y deje el atraso, los anti valores solo nos hacen populares en mundo de imbéciles que goza del dolor y sufrimiento ajeno mientras puedan disfrutarlo, pero como Dios tarda y nunca olvida, después les pasa la factura y pasan a la historia como seres despreciables a los que ya nadie recuerda, los grandes hombre mueren por sus ideales y sus obras no en beneficio de ellos, sino de su sociedad, ese es mi mensaje, disculpa de repente por los términos pero no existe otra mejor forma que llamar la atención a toda esa gavilla que se creen listos al aprovecharse de la fe de las persona que los creen honorables

Miguel Amaranto.- no hay ningún inconveniente por los términos, hay que llamar a todo por su nombre; y te agradezco, Félix por esta entrevista que me ha tenido esperando desde hace mucho; sobre todo porque eres una persona que sabe de política y tienes la capacidad analítica y observativa, lo cual permite que des opiniones certeras. Muchas gracias Félix. Saludos a la distancia
QUESQUEN RIOS.- Gracias; de igual forma mis saludos para ti, tus familiares y amigos.
Cuídate y no olvides que Oyotún te espera, y de ser el caso, si lo tienes a bien algún día no solo seas periodista y que hagas tus entrevistas por esta vía, sino que vengas a nuestro pueblo y si Dios lo permite seas un dirigente de nuestro querido Oyotún, hace falta que gente progresista como tú.

Yo agradecí con mucho placer ese gesto de elogio hacia mí. Y aunque no creo que sea posible que yo forme parte de una dirigencia política, tengo fe que en Oyotún, amigos míos o no, sabrán llegar al éxito cuando la conciencia se levante de ese letargo que es el conformismo.

Comentarios:
miguel-amaranto@hotmail.com

martes, 26 de octubre de 2010

Cultivemos México, en busca de la integración cultural.

Cuando me dispongo a hacer una entrevista formal, llamando formal al hecho de hacer cita con el entrevistado, resulta que la casualidad me sigue como mi sombra. Fui al Instituto Municipal de Cultural de Torreón para entrevistarme con la directora y para mi mala suerte se encontraba en un evento.
Pero, mientras me hacían esperar para que otra persona llegara a decirme lo mismo (por cierto, qué pésima actitud de la recepcionista, qué poca atención, qué falta de voluntad para hacer su trabajo), alguien llegó a solicitar entrevistarse con la persona adecuada para plantear un proyecto que me llamó la atención.
Se trata de una fundación que se llama Cultivemos México, con el que me identifiqué en el momento que se me habló de sus objetivos. Antes, me acerqué el joven y entablé la conversación. Caminamos un rato y ya en una tienda de autoservicio nos sentamos a tomar un refresquito.
Entonces, Pedro Bautista Silverio, presidente de la fundación, me habló de cómo nace y cuál es el objetivo de Cultivemos México. Describir todo sería redundar en lo que yo he venido escribiendo y redundar en lo que varios artistas a los que yo he entrevistado, buscan. Pero puedo resumirlo en algo puntual: “El objetivo es impulsar los principios y valores, sinónimos de responsabilidad, y exigir a las autoridades a impulsar las expresiones artísticas de la sociedad mexicana incluyendo a las comunidades indígenas”, me dijo.
La fundación tiene la sede Nacional en el Estado de México, y busca relacionarse con artistas e instituciones culturales en toda la república para llevar acabo intercambios culturales entre los Estados, y vincular a la sociedad en general con las comunidades indígenas. Una aspiración en conjunto, muy prometedor que aspira a la realización de todos sus proyectos.
Pero principalmente, Pedro mencionó un elemento sobresaliente: Que todos los proyectos sean dirigidos especialmente a los niños, puesto que en ellos está la clave para hacer de una sociedad mediocre, una sociedad con propósito, con elementos básicos para poner en marcha el desarrollo del país.
Esto aunado también a exigir de muchas formas a los burócratas, a que trabajen en función de lo que prometen y no con base en el acomodo de sus bolsillos, que es lo que hacen tantos funcionarios en todos estos países latinos que siguen con la promesa de ser primermundistas, con una ideología de cuarta.
Pedro llega a la Comarca Lagunera en busca de apoyo, ¿y qué pide? Atención, que fue la mala impresión que tuvo en el Instituto de Cultura de Torreón; y libros que hablen de la comarca para compartirla en la sede en México; ah, pero nadie lo pudo atender porque “el encargado de literatura anda en España”; con funcionarios que se la pasan viajando no se logra nada. Pero por suerte no todos en la Comarca carecen de educación; Pedro expresó el gusto de haber estado en el Archivo Histórico de Torreón, recordó haber estado en el Instituto de Cultura de Gómez Palacio donde lo atendieron bien.
Pero como la cultura no da dinero como otras actividades en las que no se dificulta recibir patrocinio; la fundación, para su funcionamiento, para sostenerse en su constante lucha por Cultivar México, haya el recurso en el bolsillo de todos los miembros. Cada uno tiene un trabajo con el que vive y el cual les da para aportar en el sustento de la fundación. Así es como Pedro viaja de ciudad en ciudad, buscando las instituciones y a los artistas interesados, para hacer de Cultivemos México algo grande.
Y eso no es todo; y es que cuando hay amor al arte en realidad hay una pasión que nace como cuando se ama a una mujer; y ello es porque implica dinero, entrega y casa. Por eso, como dice Pedro: “gracias aun crédito de infonavit, conseguí una casa y es donde estamos adaptando todo para que sea la sede nacional”. Y esta casita está ubicada en Privada Lubian; mza 28, lote 09, int E, del fraccionamiento Real del Cid, Tecamac, Estado de México. Y pongo la dirección autorizado por Pedro, para que hagan llegar cartas y visitas para quienes estén interesados.
Palabras faltan para describir la impresión que me causa esa voluntad del ser humano por mantener viva la cultura, por buscar las formas de educar a una sociedad en un afán de hallar el desarrollo esperado. Y esta es una forma de revelarse ante una sociedad que se deja hundir en la mediocridad, en la desinformación, en el conformismo; en esa oscuridad que trae la falta de cultura. Por eso surgen fundaciones culturales, colectivos, asociaciones que caminan por el sendero del desprecio que se halla en aquellas autoridades que creen que la sociedad somos un conjunto de idiotas a quienes pueden engañar con discursos y dádivas.
Por eso, creo con mucho gusto, que las revoluciones venideras no vienen armadas para echar fuego y matar inocentes, sino, vienen llenas de conocimiento, apuntando a las mentes que han sido invadidas por la basura televisiva, por la basura musical, para darles un disparo de luz; para despertarlos de ese letargo de la ignorancia y la ingenuidad.
Espero como siempre, amigos, sus comentarios en:
Miguel-amaranto@hotmail.com
Próximamente entrevistas en audio Aquí.

miércoles, 20 de octubre de 2010

La importancia de tener abuelos.

Tengo una sensación extraña que llega a mí de vez en cuando; estoy seguro que yo no la traigo, sino llega sin avisar y me sacude la existencia. Cuando está paseando dentro de mí, la sensación me muestra el punto exacto de mis años y me hace mirar hacia atrás y hacia adelante: “Qué rápido pasan los años” me digo; pero lejos de hundirme en una depresión por todo lo que implica ser cada día más adulto, consigo sonreír y dar un paso hacia el minuto siguiente, hacia el día siguiente, hacia los años que vienen con un: “Qué joven me siento cada día”.
Imagino con toda certeza que el ánimo que me lleva a continuar mi vida, es la fortaleza en la que se sostendrá el anciano que un día seré, lo que mis nietos verán en mí y lo que hará que ellos se acerquen a buscar historias en cada una de mis conversaciones y fantasear e inmiscuirse en escenarios que jamás han pisado pero que yo haré que los vivan. Insisto, lo imagino con toda certeza. Y no pierdo las ganas con cada minuto que cae en mi cuerpo, en mi cabello, que poco a poco obtendrán una forma.
Y estoy seguro que ese ánimo es el pilar que sostiene a los ancianos que llegan a edades casi fantásticas, considerando que pocos alcanzan los 80. Esa solemnidad en sus rostros atrae a los niños, a los jóvenes, incluso a los no tan jóvenes. Y hago esta referencia para enfatizar la importancia de los abuelos, y lo significativo que es tenerlos.
Cuando yo era niño, mi madre nos llevaba- a mí y a mi hermana- con frecuencia a visitar a mis abuelos paternos; a ellos fui apegado y los he adorado a pesar de malos entendidos. Y en “La Casa” (porque esto es otro detalle que –supongo- en todas las familias existe: llamar “La Casa”, al hogar de los abuelos) nos reuníamos todos sus nietos. Lo maravilloso ocurría por las noches en que don Amaranto Quiroz, nos contaba sus historias, esas de duendes y fantasmas: de cómo fue que espantó al duende que montó atrás de él en su mula, allá en la ex hacienda El Collao de mi querido Oyotún. De cómo una cadena de oro con la que estaba amarrado un cerdo se convirtió en palo de leña allá en el Cerro Colorado, antes de llegar al caserío Chilcal. Y la vez que alguien aventó a su sobrino aquella noche en que cuidaban la era de arroz, y frente a ellos, a lo lejos, aparecían y desaparecían en un acto lúdico, luces de colores.
En cuanto a Doña Pepa; esa magia que tenía en las manos para sazonar; en cada comida dejaba ella un grano de arena a nosotros sus descendientes, para continuar con las tradiciones culinarias que ella traía de la sierra del Perú, de generaciones anteriores. En “La Casa”, se juntaban dos culturas: la traída por mis abuelos de la sierra, y la que aprendieron en el pueblo, de la costa, así que comer Arroz con Pato, era tan tradicional como el caldo de Plátano Verde que al paladar era un encanto, un placer casi orgásmico (permítaseme la exageración), un gusto celestial. Y ella también tenía sus historias que guardaba para la hora del almuerzo, donde todos nos sentábamos en la enorme mesa, a la misma hora. De los patos que la seguían a las 5 de la mañana y a dos cuadras desaparecían, las veces que iba a comprar el pan que ella vendía. De las almas que pasaban por su lado y que ella saludaba sin tener respuesta.
Todo eso es mágico, y estoy seguro que nadie va a negar, lo importante que es el tener a los abuelos. Ellos marcan una diferencia en cuanto a la interacción que existe con nuestros padres. Unos se refugian en ellos para contarles problemas, logros, que evitamos hacerlo con nuestros progenitores. Adquieren un aire mágico cuando hablan. Sus palabras tienen un poder sin límite que nos eleva la autoestima, sobre todo por ese orgullo de tenerlos cerca, de saber sus vidas de alguna forma.
Los abuelos son fundamentales en las familias, no para sus hijos, sino para nosotros los nietos, así como nuestros hijos hallarán esa magia en nuestros padres que nosotros no logramos descubrir quizá hasta el día en que los perdemos. Son los que heredan en nosotros años de historia, de tradición que marcan nuestras culturas, nuestras sociedades; los que nos hacen más fuertes frente a las adversidades de una variopinta vida. Sus arrugas son más fuertes que un problema, porque la conciencia nos dice que llegar a su edad es un reto para nosotros y un logro para ellos. Eso alienta.
Los abuelos tienen magia, y tienen también un presentimiento profético muy certero. La juventud quizá o la adolescencia nos hacen ignorar palabras que nos dicen y ello lo comprendemos sólo cuando vemos la profecía hecha realidad ante nosotros.
Cuando yo salí del Perú, al despedirme de mi abuelo, él, con toda la seguridad de sus años me dijo: “Yo me despido para siempre, hijo. Cuando vengas ya no me vas a encontrar”. No digas eso, papá, dije a manera de ignorar sus palabras. Ahora, ya se cumplió un año de que mi abuelo dejó su existencia en el recuerdo de los suyos, y yo sigo aquí, en este México, recordando.
Dedico esta columna a mis padres, y a mis suegros en nombre de mi hijo, y dedico a todos aquellos que tienen la dicha de tener a sus abuelos cerca. Siempre he dicho que no quiero sermonear, ni concientizar a mis lectores; sólo comparto mi opinión en lo que escribo y el resto queda a su criterio.
Amigos, a veces las animadversiones en las familias alejan a los nietos de los abuelos por cosas que ellos desconocen y que no tienen nada que ver. Alejarlos implica mucho, como el simple hecho de formarse un carácter, de adquirir una tradición, y de recibir en su conciencia la difusión de una cultura.

comentarios:
miguel-amaranto@hotmail.com

miércoles, 13 de octubre de 2010

La C.A.S.A. del circo Lagunero

El Circo tiene un legado cultural heredado de varias civilizaciones antiguas, desde el lejano oriente (China, Mongolia, India, etc.), hasta el occidente próximo (Grecia, Roma, Egipto, etc.). En estas sociedades, aproximadamente 3.000 años atrás, algunas actividades que se relacionan como parte del contenido circense, como la acrobacia, el contorsionismo o el equilibrismo, tenían una utilidad altamente relacionada con la preparación de guerreros, con los rituales religiosos y con las prácticas festivas.

Las prácticas circenses, el Arte circense como lo llaman aquellos que lo practican, en la Laguna ha encontrado una casa dónde establecerse. Un lugar que a pesar de su aspecto, acoge a chicos dedicados, disciplinados en su trabajo y que con ímpetu, luchan por mantenerse en pie a pesar de las adversidades.

Y con adversidades me refiero a las carencias que enfrenta este grupo, denominado colectivo C.A.S.A. un colectivo al que al igual que los de Xamán, los hallé por casualidad. Ubicados en la segunda planta de una casa en la calle Morelos, entre Rodriguez y Cepeda, la puerta del colectivo se pierde entre los negocios que en la misma cuadra funcionan.

El lugar está acondicionado con una decoración muy pintoresca, genuina y atractiva; y aunque la casa pareciera estar a punto de caer, se mantiene firme como la actitud de los integrantes del colectivo.

Cuando llegué, me recibió Ana Sifuentes, quien se dedica a hacer Danza Aérea. Con ella conversé sobre el colectivo. Sobre el tema, me habló que ya tienen tres años en C.A.S.A, y que la misma fue producto de la iniciativa que tuvieron dos amigos: Pablo Ulloa y Edgar, conocido como “El Primavera”, puesto que ellos ya trabajaban en asuntos de circo y decidieron establecerlo aquí en la Comarca.

Debido a la desinformación de la gente, el colectivo pretende implementar talleres para niños y jóvenes, con la finalidad de promover una disciplina que carece de escuela en esta zona del país. El colectivo está integrado por los malabaristas Christian Tinoco, Paula Nuno, Arnulfo Reveles; el Músico Alejandro Chávez, y los de Danza Aérea, Jorge Hernández y Ana Sifuentes. Y como ya lo dije, son jóvenes que buscan el reconocimiento de la gente, con su trabajo y su esfuerzo.

Lo que llamó mi atención fue cuando Ana me comentó que la casa es de renta y la mantienen ellos con lo que ganan en sus presentaciones, incluso, pidiendo a sus padres cuando la situación se complica. Y como todo colectivo apartidista, como toda agrupación independiente que sólo busca el reconocimiento de la sociedad, y de las autoridades su apoyo para asistir a talleres fuera de la ciudad; han tenido que enfrentarse a la negativa de las mismas que como siempre, atienden sólo a ciertos grupos que se ponen la camiseta del partido en gestión y dejan de lado a lo que en realidad se queman las cejas para continuar con su instrucción, sus ensayos y así dar un bues espectáculo.

De manera que para solventar la mayoría de los gastos, los muchachos del colectivo enfrentan cada día un reto cuando hacen show callejero. Ya en los semáforos, ante la impresión de la gente esperan dos cosas: la mejor que es una moneda, y la peor: el juicio mezquino de quienes los juzgan de vagos, ociosos y sin que hacer.

Pero como ellos lo comentan: “el afán del colectivo es que poco a poco se vaya conociendo esta actividad como un oficio que requiere una disciplina, y no de un acto ocioso por pedir dinero. Nosotros hacemos un show en la calle y el premio que esperamos es una moneda. No mendigamos el pan”.

Y sus apariencias quizá contribuyan a que la gente los critique como personas holgazanas. ¿Acaso la inteligencia se mide con el vestido? ¿La capacidad se juzga por los zapatos que uno lleva puesto? Mientras vivamos inmiscuidos en sociedades con gobiernos retrógradas y conservadores a lo Inquisición, el desarrollo intelectual quedará rezagada mientras los años pasarán pisándonos la cabeza.

He admirado mucho el trabajo de los anfitriones de C.A.S.A. he tenido la suerte de llegar en el momento en que ensayaban y aproveché para tomarles fotos en el acto. He visto la disciplina con que llevan sus rutinas, los golpes que cuesta realizar trucos nuevos, por lo que valoro su esfuerzo y su coraje para seguir siendo un grupo que quiere compartir con el pueblo, lo mejor de sí.

Comentarios:

Miguel-amaranto@hotmail.com



lunes, 4 de octubre de 2010

Xamán: Revolución Cultural de México para el mundo



Generalmente, cada una de mis columnas nacen producto de algún suceso, de algo cotidiano, y esta no está alejada de ello.


La semana pasa, cuando dejé la columna anterior para publicarse, y después de haberlo publicado también en este espacio, caminaba por la calle Acuña rumbo al paradero. En el camino, me llamó la atención un letrero que, escrito a mano, decía lo siguiente: Centro Cultural del Desierto. Un local acondicionado, algo escondido entre los locales comerciales del centro de la ciudad entre las calles Morelos y Matamoros, lo cual hizo que robara toda mi atención. Me acerqué al chico que estaba en la puerta (el único que estaba), le pedí una precaria información y concretamos hablar al día siguiente.


A la hora de la entrevista ya no era sólo él, sino cuatro muchachos a los que ustedes pueden ver en la foto, dispuestos a conversar.


Con un nombre muy original, Xamán: Centro Cultural del Desierto, es una agrupación que surgió gracias a la unión de tres compañías de las artes escénica: Tolvanera Producciones (teatro), La Daga Films y Vendaval Films, productoras de video, de la cual, la última mencionada, es integrada por dos chicas, que no estuvieron en el momento de la entrevista: Tere Simental y Elizabeth Juarez.



De cómo surgió Xamán, y cuál es su intensión como proyecto, cuáles son las inquietudes, sus objetivos y las limitantes que han tenido, fue de lo que hablaron los muchachos. No voy a poner la entrevista de manera textual debido a la extensión, pero sí, unos fragmentos que he considerado lo más importante.


Antes quiero agregar que dirijo esta columna, no sólo a los Laguneros, sino a mis amigos peruanos, y a quienes me leen en otras partes, porque de lo que se trata esto, no sólo pasa por aquí, sino que el ímpetu, la pasión del artista, y la opresión que se tiene, no es de carácter local, sino también pasa en cualquier parte, cuando se permite que las “autoridades del arte” hagan de las suyas con los recursos que pertenecen a toda una nación; y lo que lleva a ser independiente a aquellos que no claudican, sino que con ello se alimentan de voluntad y de fe en el talento.



Los artistas aquí entrevistados, son (de izquierda a derecha en la foto): José Luis Rivera, Salvador Luévanos, Julio César Ruiz García y César Alan Galván. (integrante, pero ausente al igual que las chicas, es Gustavo Valdés).



De por qué el nombre, responde a esto Salvador: Bueno, le pusimos el Xamán, porque pertenece a todo un proyecto de una asociación civil llamada Centro Cultural del Desierto A. C. Entonces Xamán es parte de ese proyecto. Y la finalidad de esta asociación de artistas, de creadores Laguneros, es que cada producto que vayamos desarrollando, cada proyecto que se vaya implementando, lleve ún nombre que realce la cultura del norte de la República. La cultura, precisamente del Norte.



Y todo esto fundado en algo, que para mí es muy interesante: en busca que todos enfatizaron mucho: la identidad cultural. Una situación muy compleja tratándose de un proyecto que se realiza con miembros originarios de las tres ciudades que forman la Comarca Lagunera (Torreón de Coahuila, Gómez Palacio y Lerdo de Durango), puesto que son ciudades de suma industria. Pero su voluntad llama la atención cuando se escucha a alguien como José Luis diciendo: Queremos que la gente de aquí conozca su historia; porque es buscar un sentido de identidad que nos viene a decir de dónde venimos y probablemente sabremos hacia dónde vamos. También, implementar la cultura y el arte como forma de vida de cualquier persona; que la cultura sea parte de ti. A lo que Julio Cesar agrega: nosotros, los nuevos talentos que a lo mejor estuvimos con algunos maestros de la “vieja escuela”, traemos nuevas propuestas y queremos realizar nuestras inquietudes, nuestra forma de ver- en este caso- el teatro y las demás artes; tomar las calles, ir a donde no hay arte.



Y todo ello a pesar de los obstáculos. No Obstante que a pesar de toda la fuerza de voluntad, de todas las ganas, y –como dijo julio Cesar- de toda esa pasión que se pone al trabajo artístico- el apoyo de las autoridades es precario. Un punto que tocaron y que es importante decirlo, es sobre cuáles han sido los retos a los que se han enfrentado, sobre todo con las Instituciones culturales, a lo que Julio añadió: un reto muy importante es el malinchismo, en tu región y donde sea. Y también lo de las autoridades, de los mismos grupos y de la gente que también se dedica a lo mismo que en ves de ser un gran apoyo, se vuelven un obstáculo. Y como que hay mucha rivalidad entre los artistas de aquí; como que la escuela pasada es lo que dejó a los nuevos artistas; como que se encargaron de que todos estuviéramos peleados.



De que existe burocracia artística, sí; de que grupitos se cierran por infección del complejo de divos, también: pero gente que quiera manifestar un desacuerdo ante esta situación, son pocas, y dentro de ellas, estos chicos que alzaron la voz mediante quien escribe, para decir (primero Julio) lo siguiente al respecto: Los grupos cerrados y la burocracia artística han sido precisamente uno de los pilares que detonaron para iniciarnos con el centro cultural. Que el artista que no tiene espacio y que le cierran las puertas en todas las instituciones gubernamentales, culturales, etc. Tenga aquí un espacio donde se desarrolle artísticamente. Que no tenga la necesidad de estar pidiendo o viendo caras, o aguantando insultos. Y la desilusión no acaba allí, y esto también me movió el tapete cuando mencionó a uno de los escritores más conocidos de la Laguna, de quien jamás me imaginé esto; José Luis agrega después de que Julio juzgó que los artistas no somos limosneros: Hace un par de días, escuché, sin querer, a un reconocidísimo escritor Lagunero: Jaime Muñoz Vargas; en una junta del Instituto Coahuilense de Cultura; comentando sobre las utilidades de la institución donde él labora: “no pues, a los artistas hay que darles lo que podamos, que al cabo como ahorita no hay nada, no hay trabajo y andan necesitados, si les dices cualquier cosa, al cabo ellos van, no necesitan llevarlos. Si les dices vayan a Monclova, Matamoros, ellos agarran su transporte y se van”. Luego Salvador, después de hablar acerca de la típica frase que escuchan a pesar de los cambios de gobierno: “Participa con nosotros para que te des a conocer” menciona: ¡Ya no queremos trabajar “para darnos a conocer”, sino queremos trabajar de esto, vivir de esto, ofertar nuestra propuesta cultural y que las autoridades consuman, tanto como el visitante también lo consuma… Y esto es una invitación a las instituciones: O se ponen las pilas, o se van a terminar. Porque están haciendo nuevas instituciones, hay nuevos talentos, ellos van ya de salida, sus ideas parece ser que ya terminaron (de las autoridades) y ahora eso de “darse a conocer” va a tener que ser aplicable a ellos,haber ahora den a conocer una nueva imagen, porque nosotros ya no vamos a seguir trabajando de esta manera.



Sí provoca desilusión, viniendo de un hombre que se supone pugna por el bienestar cultural. O ¿acaso así se consigue recursos para publicar un libro? Quiero pensar que se trata de una piorrea mental. De esos momentos en que aunque aprietes la boca, una estupidez sale por el hecho de que suponemos “nadie oye”. Y espero que Jaime no haya perdido el piso por sus logros como escritor indiscutibles.



Pero gracias e esos sucesos pues resultan movimientos como proponen los “Xamanes del Norte” (sólo es Xamán el grupo. Lo demás es un agregado mío con todo respeto), que se han levantado con más fuerza en este 2010, nombrando este año como “El año de la Revolución Cultural” que yo he sentido y me ha dado gusto, que es una respuesta al patrón de que cada 100 años en este país tiene que suceder algo. Y al parecer, le toca levantarse al hombre y la mujer, no en armas, sino en talento, en capacidad, en ingenio. Y todo eso, aquí en el Norte de México en que Xamán, pretende hacer de esta zona, la Capital Cultural. Y a pesar de todas las dificultades, de esa ausencia que hay en el interés de la gente por el trabajo que hacen, siendo juzgados de ociosos y hasta vagos, ellos están agradecidos con toda la Comarca Lagunera y con aquellos que han aplaudido sus eventos en Matamoros; Coahuila, un poblado, medio rancho, medio ciudad, ubicado a poco más de 20 minutos de Torreón.



Sobre el objetivo principal, a parte de ser la Capital Cultural, César Alan lo resume de manera puntual: enseñar a la gente de la Comarca Lagunera, que aquí hay muchos artistas y que no necesitan contratar gente de fuera porque aquí hay talento suficiente. Y otro reto es que la gente nos conozca más y se integre con nosotros.


Pero también, como apunta José Luis: El sur y el centro del país tienen una identidad muy marcada, entonces nosotros- en esta parte del norte- los Laguneros, por la cercanía con la frontera, tendemos a ser una vana emulación de los gringos y se pierde un poco nuestra cultura; entonces este centro cultural viene a eso: a reforzar y a buscar una identidad.


Con un talento disciplinado y con un trabajo profesional, ellos exigen atención; puesto que consideran su trabajo, competitivo y de clase internacional, si nos ponen los mejores escenarios, nosotros podemos hacer grandes cosas porque tenemos la educación y la preparación para ello; dice Julio.



Me hubiera gustado ser yo quien se dirija a las autoridades, no sólo de la Laguna, sino de todos los estados, todos los países que aún no se dan cuentan, o se hacen de la vista gorda, a la realidad que los pueblos sin educación, sin cultura, sin arte, no pasaran de ser siempre: Países, Estados, Ciudades en vía de desarrollo. Pero Salvador Luévanos tiene un llamado hacia sus autoridades que me ha dejado sin nada por agregar: A ver si pudieras poner esto en negritas: Este es un mensaje a todos los Directores, Tesoreros, Administradores de los Institutos de Cultura: No somos ignorantes, no somos tontos; yo creo que se ven más tontos dando esa clase de respuestas. Los artistas de hoy, los artistas de esta era, en la Laguna; sabemos que hay partidas presupuestales MILLONARIAS para apoyar proyectos culturales independientes; ¡se acabó la era de embolsarse ese dinero!



Esto, entre otras cosas fueron parte de lo que manifestaron los muchachos de Xamán, que como ya mencioné, no pude agregar todo por lo extenso que fue la entrevista.



Para concluir, esto es para usted, mi querido lector: si las autoridades no funcionan como exigimos a pesar de nuestras peticiones, si no trabajan para el desarrollo de nuestros países, de nuestras ciudades; ¿qué papel debemos tomar ante estos casos? En lo personal, empezaré por no cruzarme los brazos.



Espero sus comentarios aquí mismo, o en mi correo:


miguel-amaranto@hotmail.com